Primeros pasos hacia el plotter CNC con Arduino

En el último encuentro de los Laburatorios de TALes, impulsados por el Proyecto Escuela Libre y la Incubadora de Tecnologías Sociales, se dió lugar a un HackLab coordinado por la Cooperativa Tecnológica Cambá.

Un HackLab es un espacio en el que se investiga y luego se ponen manos a la obra, de modo que la primera orden del día consistió en investigar sobre los CNC Plotter.  CNC son las siglas de control numérico computarizado, y en el caso de los dispositivos que eran objeto del encuentro, se refería a indicar un desplazamiento sobre alguno de los ejes de las dos dimensiones, X e Y, a los cabezales del plotter.

Tras la investigación inicial se dió paso al primero de los procedimientos, desarmar la lectora de CD, para recuperar de la misma el motor del cabezal, la parte del dispositivo que ‘lee’ los CD, y que en la CNC Plotter también movería un dispositivo de corte o dibujo siguiendo las coordenadas (en los ejes X e Y) del diseño vectorial sobre la superficie deseada.

Desarmando lectora de CD en desuso

Luego fue el turno de la primera tarea de precisión de la jornada. Había que adaptar la lámina de cobre que controlaba al cabezal al interior de la lectora para que le permita conectarlo con un shield de Arduino.  De modo que, con sumo cuidado, se dividió esa lámina en tres, pensando en positivo, negativo y tierra, y se procedió a soldar a estas alícuotas de la lámina de cobre con  segmentos de cable para posibilitar la conexión ya mencionada.

 

Soldando

Arduino+shield conectado al cabezal

Arduino+shield conectado al cabezal

Soldando

Con la placa de Arduino conectada a la computadora (la cual ya tenía cargada un código de Arduino que rigiera sobre el sistema), el Shield conectado a la placa, y el cabezal conectado al Shield, restaba conectar el Shield a una batería de 9 volts y ver si hasta el momento todo iba por buen camino. Pinzas cocodrilo de por medio, se conectó el sistema a una batería pero no hubo respuesta. Un tester oportunamente a mano dió cuenta de que la batería estaba descargada y una segunda batería hizo que el sistema funcionara.

Lamentablemente el tiempo fue tirano y quedó pendiente continuar el proyecto en  otro encuentro, pero se invitó a les presentes a acercarse al espacio del Hacklab los viernes por la tarde, donde les amigues de Cambá se pondrán a disposición de la curiosidad, motor del conocimiento, para quienes quieran explorar las tecnologías abiertas y libres.

Deja un comentario