Laburatorio de mails cifrados, una crónica.

En el último Laburatorio de TALes, les asistentes incorporaron nociones sobre seguridad de información personal y también sobre plataformas de cifrado de mails.

 

Les amigues de la Cooperativa Tecnológica Cambá visitaron el Club de Emprendedores de Quilmes en la UNQ, en el marco de un encuentro impulsado por el Proyecto Escuela Libre y la Incubadora de Tecnologías Sociales, con el fin de compartir reflexiones en torno a la privacidad ‘en línea’ y ofrecer soluciones a las problemáticas planteadas.

   

En un ejercicio inicial se propuso que les participantes se enviaran mensajes en papel haciéndolos pasar mano en mano por el espacio de reunión hasta que llegaran a destinatario.  Tras esto quedó en evidencia que cualquiera que recibiera ese papel en durante su camino podía leer el mensaje allí inscripto, así como saber quién lo enviaba y quién lo recibía. El ejercicio se repitió, pero bajo una nueva consigna; El alfabeto sería utilizado “al revés”, siendo esto que “A” se escribe “Z”, “B” se escribe “Y”, y así sucesivamente con todos los símbolos. De esta manera la lectura del mensaje no podía ser realizada fugazmente en el intervalo de un pasamanos, para poder descifrar lo que allí decía era necesario trabajar durante más tiempo, si bien todes decodificaban a partir de una clave en común.

Más adelante se dio paso a la implementación de plataformas de cifrado para proteger los textos que une envíe vía e-mail. La primera opción explorada se trata de un Plug-In para los navegadores Firefox y Chrome. Su instalado y configuración son intuitivos, tras lo cual se procede a conseguir la llave pública y la llave privada. Estas dos llaves sirven para encriptar los mensajes a enviar y desencriptar los mensajes recibidos, respectivamente. Para enviar un mensaje cifrado, se requiere la clave pública del destinatario, que será la encargada de generar un nuevo código para el texto plano que es el mensaje. De esta manera, el mensaje solo será evidente para el destinatario, único poseedor de la llave privada. En esta interfaz, cada uno de los correos es cifrado según la disposición del usuarie.

Luego se introdujo a les interesades a Thunderbird un cliente de correo electrónico, que cifra por defecto todas las conversaciones que une mantenga. La ventaja que presenta este formato para mantener la privacidad es que las llaves pública y privada se le otorgan fuera del navegador de internet, lo cual protege a esta clave de una posible captación por parte de un tercero que vigile la red.

Deja un comentario