Ciudadanía digital responsable en el Laburatorio.

En una nueva jornada de los Laburatorios de Tecnologías Abiertas y Libres, estudiantes de la Escuela Secundaria de Educación Técnica de la UNQ y El Instituto Sagrado Corazón Al. Cal continuaron investigando sobre herramientas y prácticas que lxs ciudadanxs de internet deben conocer para ser soberanxs de sus datos digitales.

En este momento de la historia no se puede sino hablar de que vivimos en la sociedad de la información, y una vez inmersos en ella podemos apreciar toda la potencialidad de la misma ya sea para movilizarnos como para estar al tanto de la constante evolución de diferentes acontecimientos, sean estos políticos, sociales o científicos. Por ende, tener cierta información siempre a mano, es un reaseguro cualquiera sea el caso.

En esta ocasión se introdujo a lxs estudiantes de dichas escuelas en la plataforma GitLab, la que además de dejar a mano información indispensable para guiar acciones conjuntas y colaborativas, permite designar equipos de trabajo para tareas específicas y ponerse fácilmente al corriente del estado de las mismas; todo esto es clave a la hora de proponerse un trabajo en equipo para aunar esfuerzos y que no haya solapamiento de tareas, es decir 2 individuos o subgrupos realizando la misma tarea en simultaneo.

En esta primera instancia tras sumar a todxs al canal, se comenzó por dejar cierta información asentada para uso colectivo. Para ello lxs estudiantes investigaron in situ sobre TOR project, Tor Browser y FDroid.

El “enrutamiento de cebolla” (The Onion Router – TOR)  surge como proyecto del laboratorio de investigación naval de los Estados Unidos de Norteamérica  en 2002, y en 2003 aparece la red TOR para un público masivo de la mano de sus creadores, Roger Dingdeline, Nick Mathewson y Paul Syverson ya fuera de la órbita militar de la mencionada potencia imperialista. Hacia finales del 2004, y hasta finales del 2005, el proyecto fue financiado por la Electronic Frontier Foundation, organización sin fines de lucro que boga por las libertades de expresión consagradas en la primera enmienda de la carta magna estadounidense en la era digital. Actualmente la iniciativa es llevada adelante por The TOR Project organización que tampoco tiene fines de lucro y se mantiene funcional en base a donaciones. Por su cualidad de mantener anónimas las comunicaciones, garantizando así el libre acceso a la información y la libre producción de la misma, resulta un aliado clave en territorios y circunstancias en que las libertades de la comunicación son puestas en jaque por movimientos totalitaristas que ejercen el poder público, ya sea de facto o bajo las reglas de la muy bastardeada democracia. Estos esfuerzos le valieron un galardón, en 2011, para proyectos de beneficio social, otorgado por la Free Software Foundation (FSF).

Otro de los objetos que fueron investigados durante la jornada fue F-Droid, una tienda de aplicaciones similar a google play, pero que ofrece únicamente servicios de software libre. la interfaz y los servicios de F-Droid, desarrollados por The Guardian Project, tratan de recolectar la menor cantidad de datos personales posible, según su pagina web “en la mayoría de los casos, solo nombre de usuario y contraseña”, y se comprometen a no divulgar ni vender dicha información, o cualquier otra que voluntariamente uno pueda dar, vía e-mail. The Guardian Project también colaboró con TOR en el desarrollo de su versión para dispositivos moviles, OrBot, así como la hace figurar en su catalogo de aplicaciones de software libre para su descarga. Esta alianza es estratégica, ya que ambos proyectos ponen un acento fuerte en la protección de la privacidad de los usuarios, ya sea del software o la red, lo que configura una oposición y un postura alternativa a los manejos tradicionales de información que debiera ser privada.

Después se pasó a una instancia de puesta en común de la actividad, donde lxs concurrentes pudieron dejar asentada su experiencia marcando puntos fuertes, objetivos, y proyección de intereses de cara a futuros encuentros. Este repositorio de GitLab se seguirá usando para las próximas ediciones de los Laburatorios de TALes, tanto para asentar información nueva, como para poder designar tareas y seguir su evolución.

Deja un comentario